Tuve la oportunidad de leer el libro de Vicente y además de recibir terapia, en un periodo difícil y fue la explosión emocional más positiva de mi vida, porque con su ayuda y mi voluntad de crecer, ahora jamás olvidaré que el ÚNICO responsable de mi felicidad soy yo y ¡nadie más!”

 

 

Ernesto Ciudad de México